Ténicas de liposucción sin cirugía ¿Realmente funcionan?

Aunque la idea de derretir grasa sin necesidad de cirugía nos parezca un sueño hecho realidad, éstas técnicas de liposucción sin cirugía tienen algunas limitaciones.

Puede que hayas oído hablar de técnicas como Zeltiq o Liposonix que prometen disolver la grasa sin necesidad de cirugía ni tiempo de recuperación. Mientras que las liposucciones tradicionales siguen siendo el patrón de oro para muchos, éstas nuevas técnicas de liposucción sin cirugía ofrecen ventajas interesantes y pueden resultar muy útiles en algunos casos. Doctor Lance H. Brown, propietario de una exitosa clínica en Nueva York y profesor clínico asistente en Escuela Médica de Nueva York opina que: “Los resultados de Zeltiq y Liposonix no se pueden comparar con resultados de una liposucción tradicional. Sería como comparar una bici y una moto. Pero, si se quiere evitar la cirugía, pueden ser una buena alternativa.” Y sigue: “Zeltiq y Liposonix funcionan mejor en pequeños depósitos de grasa localizada que hayan permanecido a pesar de dietas y ejercicios.”

Ambas técnicas se clasifican como liposucciones no invasivas, sin embargo usan diferentes mecanismos para destruir las células de grasa. Liposonix hace uso de tecnología ultrasónica para destruir las células grasas, mientras que Zeltiq, también conocida como Cool Sculpting, congela la grasa para destruirla. En ambos casos las células muertas de grasa son desechadas a través de células del sistema inmunitario y procesadas por el hígado. Los resultados se aprecian en semanas y meses después de la operación. Sigue leyendo para averiguar más sobre éstas alternativas de liposucción sin cirugía.

Liposonix

Doctora Anne Chapas, cirujano dermatólogo en la ciudad de Nueva York, explica: “Liposonix utiliza ultrasonido enfocado de alta intensidad para calentar, de forma no invasiva, la grasa hasta 55º C. A continuación, las células del sistema inmunitario eliminan la grasa con un proceso natural llamado proceso macrófago.” Comenta que los pacientes de Liposonix suelen perder una talla de pantalón después de una sesión. Resulta ser un método efectivo para reducir zonas de abdomen y los costados, incluyendo los “michelines”. Los resultados se aprecian en 6 – 12 semanas. Los cirujanos también utilizan éste método para eliminar grasa localizada en espalda, brazos y papada.

Un paciente ideal de Liposonix está cercano a su peso ideal, con un IMC de 30 o menos y una buena salud general.

Una sesión de tratamiento suele durar unos 30 – 60  minutos. El cirujano va moviendo el dispositivo Liposonix alrededor del área tratado. Puede que sientas algunas molestias como frío, picores, hormigueo o calor. Acabada la sesión, es posible que experimentes moretones, enrojecimiento o hinchazón. Si sabes que tienes baja tolerancia al dolor, pregunta al cirujano si deberías tomar analgésicos antes de la operación.

Zeltiq

Zeltiq, también conocido como Cool Sculpting, utiliza paneles enfriadores para congelar la materia grasa, lo que activa el proceso de muerte celular llamado apoptosis, explica Chapas. A continuación las células muertas son purgadas por el cuerpo. “La clave está en congelar la grasa de forma selectiva, evitando tocar la piel e otras materias,” comenta Brown. Los estudios han demostrado la eficacia de éste tratamiento con una reducción de grasa del 22% en la zona tratada después de una sesión. Zeltiq está pensado para resultar menos doloroso que Liposonix, dice Brown.

Los resultados se aprecian en 8- 16 semanas. Pueden ser necesarias hasta 3 sesiones para obtener los resultados definitivos.

Inconvenientes de liposucciones sin cirugía

En teoría, los resultados de Zeltiq y Liposonix son permanentes, sin embrago no existen estudios que lo demuestren. “Desde que la grasa es eliminada, los resultados deberían mantenerse un largo período de tiempo si se lleva un estilo de vida saludable, ” dice Chapas. Brown coincide: “Pensad en ello como en limpiar una ventana,” comenta. “Si no la cuidas se va a ensuciar otra vez.”

Mientras que Liposonix y Zeltiq tienen unos resultados constatados, están sujetos a ciertos riesgos. Un aspecto preocupante es que los resultados, al igual que en una liposucción quirúrgica, no se aprecian al momento, eso implica que los cirujanos tengan menos control en dónde quitan la grasa. “No sabes qué cantidad de grasa ha sido eliminada hasta que pasen unos meses, lo que hace difícil obtener unos resultados precisos, ” explica Doctor Gerald Imber, cirujano plástico de Nueva York. “¿Qué ocurre si se quita demasiado de una zona, demasiado poco en una zona contigua y otra cantidad de grasa en otra zona? Te pasas horas haciendo el tratamiento, gastas miles de dólares y nadie puede asegurar nada.”

Aunque ambas, Liposonix y Zeltiq son consideradas liposucciones sin cirugía, no son tratamientos idénticos. ¿Cómo puedes decidir cual es el idóneo para ti? “Encuentro que Liposonix es más adecuado para personas que necesiten perfilar un área específico porque puede ser más preciso,” comenta Chapas. “Encuentro que Zeltiq es mejor para pacientes que ya hayan tenido una liposucción o cirugía ya que la tecnología ultrasónica puede resultar impredecible en áreas con cicatrices.”

Comments are closed.